Novedades‎ > ‎

TRIBUNA SWIFT: EL NUEVO ESCENARIO DE PAGOS

publicado a la‎(s)‎ 29 sept. 2018 4:19 por Administrador Medios de Pago Internacional   [ actualizado el 29 sept. 2018 11:09 ]

Como motivo de la campaña de prensa de SWIFT, de cara a SIBOS (que este año se celebra en Sídney entre el 22 y el 25 de octubre), la directora de comunicación SWIFT, Geraldine Lambe, ha elaborado una tribuna, “El nuevo escenario de pagos”, que repasa la industria de pagos en múltiples frentes (regulación, experiencia de cliente, retos, banca corresponsal, pagos en tiempo real, gpi…).

Geraldine Lambe

Directora de Comunicación y Eventos, EMEA de SWIFT

Septiembre, 2018La industria de pagos se enfrenta a una enorme presión en múltiples frentes. Las olas de avances tecnológicos, el escrutinio regulatorio y los cambios en el comportamiento y en las expectativas de los consumidores y clientes, están rompiendo en las orillas de un negocio que una vez fue estable y relativamente inmutable. Aunque los retos son muchos, hay indicios de que la industria se está enfrentando a ellos de cara y está formulando un nuevo panorama de pagos más dinámico e innovador. Las fuerzas disruptivas a las que se enfrenta el sector se han unido en un breve espacio de tiempo y dentro de un entorno de contención de gastos (ver gráfico).

Los consumidores quieren que su experiencia de cliente se reproduzca en el ámbito de la banca; esto se traduce en servicios inmediatos y sin problemas. Al mismo tiempo los clientes corporativos demandan reducir los costes de pago y están entrando en nuevos corredores comerciales; también quieren transparencia, previsibilidad y puntualidad en los pagos.

Los reguladores han tomado la iniciativa en nombre de los consumidores, promoviendo nuevos productos y servicios a través de regulaciones bancarias abiertas que allanan el camino para que nuevas entidades no bancarias, junto con compañías de tecnología financiera, entren en el mercado de pagos. El mayor impulso normativo producido después de la crisis significa que el cumplimiento requiere más tiempo para los profesionales del ámbito de pagos. La privacidad de los datos (vía Reglamento General sobre Protección de Datos, GDPR), la seguridad y la fiabilidad son las preocupaciones clave.

De manera especial, la gestión de los requisitos de cumplimiento de la normativa contra los delitos financieros y hacer frente a la amenaza cibernética en el mundo de los pagos en tiempo real de alta velocidad son cada vez más difíciles. Hacer frente a estas amenazas a nivel de la comunidad es la única manera de proteger el ecosistema financiero.

Por último, los avances tecnológicos están poniendo en juego nuevas capacidades, eficaces y flexibles, como la inteligencia artificial y la tecnología de contabilidad distribuida. En muchos casos, los nuevos actores han sido más hábiles en el aprovechamiento de estas tecnologías –al menos en la fase de prueba de concepto– que los operadores tradicionales del mercado de pagos.

Los agentes de pagos deben seguir el ritmo del cambio y prepararse para que el futuro siga siendo competitivo en un entorno que evoluciona con tanta rapidez.

La respuesta de la industria: la revolución en la banca corresponsal

Históricamente, los pagos transfronterizos han sido relativamente lentos, faltos de transparencia y con unas comisiones impredecibles. La necesidad de mejorar el servicio al cliente en el ámbito transfronterizo ha unido a los principales bancos con SWIFT para crear la iniciativa global de innovación de pagos, gpi (global payments innovation initiative). Los objetivos, desde el primer momento, han sido permitir el uso de los fondos en el mismo día, la transparencia de las tarifas, el seguimiento de los pagos de extremo a extremo y la transferencia de la información de las remesas sin alteraciones.

En marcha desde enero de 2017, más de 145 bancos de transacciones se han suscrito al servicio, y más de 40 utilizan gpi de SWIFT para intercambiar cientos de miles de pagos al día en más de 200 corredores nacionales. SWIFT gpi está revolucionando los pagos transfronterizos al aumentar su velocidad y pasar de días a minutos, incluso segundos. Casi el 50 por ciento de los pagos de gpi llegan al beneficiario en menos de 30 minutos. Como resultado, los clientes bancarios se benefician de ciclos de suministro más cortos, los bienes se envían con mayor rapidez, se utiliza menos liquidez y hay muchas menos consultas y costes derivados de ellas.

Gpi también aborda las preocupaciones clave de la tesorería corporativa, incluyendo la falta de transparencia. El gpi Tracker proporciona el estado de los pagos transfronterizos en tiempo real y permite a los bancos revisar la información de la ruta de cada entidad y cualquier comisión que se haya deducido. Esta información se transmite a los clientes corporativos, ofreciendo una experiencia rica en datos, con mayor visibilidad de cada pago y de su liquidez global. El Tracker es accesible a través de APIs que permiten a los bancos integrar la información del Tracker en sus aplicaciones de flujo de pagos y plataformas front-end. El resultado es que los tesoreros corporativos pueden rastrear los pagos gpi en tiempo real.

Pagos más rápidos, más rápido de lo esperado

Australia ha sido el último mercado en poner en marcha los pagos en tiempo real. La Nueva Plataforma de Pagos (NPP, New Payments Platform) recientemente lanzada, ha sido diseñada para eliminar las ineficiencias y mejorar la forma en que los consumidores, las empresas y los diferentes departamentos gubernamentales se relacionan entre sí. Entre las principales características de la plataforma se incluyen el servicio de liquidación en tiempo real las 24 horas del día, 7 días a la semana, línea por línea, a través del Servicio de Liquidación Rápida del Banco de Reserva de Australia; PayID, una nueva forma de vincular una cuenta financiera con un identificador fácil de recordar, como un número de teléfono móvil o una dirección de correo electrónico; una plataforma de acceso abierto para fomentar la innovación a través de la competencia; y servicios añadidos que proporcionarán nuevos servicios de valor a los consumidores, a las empresas y al Gobierno australianos.

La NPP ha sido desarrollada en colaboración por 13 bancos o entidades de depósito autorizadas australianos y proporcionará la infraestructura básica para conectar estas entidades financieras, y a través de ellas, las empresas y los consumidores. SWIFT ha ayudado a diseñar, construir, probar y suministrar la plataforma, y desempeñará un papel clave en el funcionamiento de su infraestructura.

Muchos de los componentes de la NPP formarán parte de la estrategia IP de SWIFT en curso para garantizar servicios 24x7, instantáneos, de gran volumen y baja latencia. Por ejemplo, SWIFT está desarrollando una solución de mensajería instantánea que proporcionará conectividad al sistema de pagos instantáneos RT1 de EBA CLEARING y al Servicio de Liquidación de Pagos Instantáneos TARGET (TIPS) del Eurosistema. Además, SWIFT está trabajando con otros mecanismos de compensación y liquidación para garantizar que los participantes puedan elegir un canal SWIFT en el mayor número de mercados. Las ofertas de SWIFT en Europa entrarán en vigor en noviembre de 2018. La cartera en evolución de SWIFT ya permite a los usuarios conectarse a otros sistemas de pago instantáneos, como los TCH en Estados Unidos y el Faster Payment System en Hong Kong.

El futuro: ¿tipos de cambio cruzados, pagos instantáneos?

Avanzando en los pagos transfronterizos solo en moneda única el la zona euro, los pagos instantáneos entre divisas no serán posibles desde el primer día de cualquier nuevo sistema IP. Además de los desafíos a nivel técnico y operativo, también existen retos de negocio y requisitos FX. Las entidades bancarias y los bancos centrales tendrán que acordar cómo se pueden intercambiar, procesar, garantizar y liquidar los pagos instantáneos en diferentes monedas.

Dejando a un lado el elemento FX, existen retos de interoperabilidad relacionados con las prácticas y preferencias del mercado. Una vez que los sistemas estén conectados, habrá que tener en cuenta esas diferencias. Por ejemplo, no existe una definición estándar de cómo será un sistema IP instantáneo; oscila entre cinco y veinte segundos. Si se conecta un sistema de cinco segundos a uno que se borra en 20 segundos, el pago fallará.

Quedan algunas decisiones difíciles por tomar por parte de las diferentes comunidades de pagos, y la colaboración y armonización serán cruciales. Parte de la misión principal de SWIFT es ayudar a las comunidades a unirse para definir estas normas y prácticas de mercado. SWIFT gpi es un ejemplo de cómo las redes que existen pueden experimentar una revolución para ofrecer ese futuro de alta velocidad.

Como resultado de todos los cambios que se están produciendo, los participantes en la industria se enfrentan a multitud de retos. No sólo necesitan encontrar soluciones, también deben generar oportunidades. En el nuevo escenario de pagos va a resultar clave alcanzar un delicado equilibrio entre armonización, innovación y colaboración.