EUROREMESAS

 

 
 Alemania: Sistema Direct Debiting -Lastschrift
 
 

El sistema Direct Debiting (Lastshrift, en alemán) es el sistema normalizado de cobro más habitual en Alemania que permite a los exportadores españoles cobrar sin demora sus exportaciones en euros a dicho país.

 

Para el cobro electrónico de facturas a la vista giradas sobre Alemania, y gracias al acuerdo firmado entre Bancos Españoles y Alemán, los clientes que exporten a Alemania pueden beneficiarse de este sistema de cobro alemán basado en el intercambio electrónico de información entre Bancos alemanes, por lo que no hay envío de documentación.

 

Este sistema pone al alcance de los exportadores españoles la simplicidad operativa de las transacciones efectuadas en el mercado interior alemán, sin la necesidad de tramitación de documentaciones añadidas.

 

Simplemente con la presentación al Banco del consentimiento escrito del importador alemán para operar vía Direct Debiting, tal y como hacen con la mayoría de sus proveedores alemanes e indicando para cada operación la siguiente información.

 

  • Nombre del importador alemán
  • Código del Banco y cuenta del importador
  • Nombre del banco del importador
  • Importe de la operación
  • Referencia de la operación
  • Número de factura

 

 

El sistema está basado en autorizaciones de débito, que pueden ser:

 

         Orden de adeudo directo mediante la cual, el deudor alemán autoriza a su Banco a pagar aquellas órdenes de adeudo directo presentadas por un determinado exportador.

         Autorización de adeudo directo mediante la cual, el deudor alemán autoriza a un exportador a enviar a su Banco órdenes de adeudo directo.

 

No hay vencimiento, ya que se trata de deuda a la vista. Este sistema no debe ser utilizado para letras de cambio o pagarés. Las órdenes de adeudo directo deben presentarse domiciliadas

 

  

Ventajas:

 

Permite a los exportadores españoles poder beneficiarse de las grandes ventajas del sistema de cobro más utilizado en el mercado interior alemán:

 

  • Abono inmediato sin demoras innecesarias
  • Control exacto sobre la fecha real de cobro