Noticias SWIFT‎ > ‎

ISO20022 Mejores datos significa mejores pagos: Por qué la corresponsalía bancaria necesita ISO20022 ya

publicado a la‎(s)‎ 3 dic. 2019 13:33 por Administrador Medios de Pago Internacional   [ actualizado el 3 dic. 2019 13:55 ]

La comunidad bancaria corresponsal adoptará ISO20022 desde noviembre de 2021, y las entidades necesita estar preparadas ya


Madrid, 4 diciembre, 2019 – Los pagos de la banca corresponsal han sido un componente central de la banca transaccional durante décadas, y han generado ingresos estables derivados de las comisiones y cambio de divisas. Pero el panorama está cambiando. La regulación es cada vez más estricta, y están entrando nuevos competidores en el mercado internacional de pagos con propuestas convincentes. También están evolucionando las expectativas de los clientes, alimentadas por los importantes avances en la experiencia de pagos nacionales, que han permitido que sean instantáneos e ininterrumpidos, además de aportar servicios útiles de valor añadido.

Una ventaja clave de la banca corresponsal como sistema de pagos globales es que puede llegar a casi cualquier cuenta en el mundo. En este ámbito, la experiencia del cliente también ha mejorado en los últimos años, con pagos cada vez más rápidos y transparentes gracias a la innovación de pagos globales de SWIFT (gpi) (1); y las previsiones apuntan que ésta innovación irá a más. Sin embargo, para estar a la altura de las necesidades y expectativas de los usuarios de pagos, ya sean particulares o empresas, serán necesarias otras mejoras:

• Los procesos de cumplimiento y contra el blanqueo de capitales (AML) se traducen en generalmente en demoras, especialmente cuando falta información clave en la transacción. SWIFT estima que alrededor del 10 por ciento de los pagos internacionales se retrasan en algún momento de su proceso para realizar comprobaciones relacionadas con el cumplimiento, en la mayoría de los casos, por falsos positivos e investigaciones evitables.

• Los beneficiarios tienen poca información para impulsar la reconciliación automatizada, lo que se traduce en procesos manuales costosos e insuficientes, así como una visibilidad reducida sobre el flujo de efectivo y las posiciones de caja para los tesoreros de las empresas.

• Escenarios de pagos comunes, como el ‘pago por cuenta de’ (POBO), no son totalmente compatibles, lo que conduce a soluciones manuales tediosas para los clientes.

• Los bancos tienen poca información sobre el propósito comercial de un pago, lo que dificulta su capacidad para desarrollar servicios de valor añadido.

• Los usuarios del sistema de pagos están sujetos, igualmente, a restricciones sobre información empresarial que pueden extraer de sus datos de pago, cuando debería ser una rica fuente de información sobre el comportamiento de los clientes.

1 https://www.swift.com/our-solutions/swift-gpi

Todos estos desafíos se derivan de una causa común: la insuficiencia o la mala calidad de los datos. Para resolverlos, es necesario mejorar sistemáticamente los datos de extremo a extremo en todo el sistema bancario corresponsal, incluidos los bancos, la liquidación bruta en tiempo real (RTGS), los mecanismos de compensación y liquidación instantánea y otros mecanismos de compensación y liquidación. Necesitamos más datos, mejor definidos y más minuciosos, y necesitamos coherencia de extremo a extremo para garantizar que los datos no se pierdan o se corrompan a medida que fluyen por el sistema.

La actual norma de pagos transfronterizos (SWIFT MT) se concibió en la década de 1970, cuando el ancho de banda y el almacenamiento eran productos básicos de alto precio, los volúmenes de pago eran mucho menores y no existían requisitos de selección sistemática. Los mensajes se optimizaron para que fueran de tamaño pequeño, con un mínimo de conjuntos de datos para facilitar su procesamiento por parte de los ordenadores centrales de la época.

Para abordar el problema de los datos de la industria se requiere el estándar moderno. Un estándar que da prioridad a la riqueza de datos sobre el tamaño de los mensajes y los costes de procesamiento (lo que ya no supone un reto para la tecnología actual). Esa norma es ISO20022 (2). Se trata de una norma internacional de datos abierta que se está adoptando en todo el mundo para os sistemas nacionales de pago instantáneo y por lotes, así como para los RTGS de alto valor. Siguiendo los pasos de las principales infraestructuras de mercado, en 2018 la comunidad SWIFT decidió adoptar ISO 20022 para la banca corresponsal, a partir de noviembre de 2021.

¿Qué queremos decir con ”mejores datos”?

Tomemos los datos clave de un pago cualquiera: el beneficiario (pagador o acreedor). Así es como aparecería hoy día en el estándar MT:

:59:/1234567890

Cuba Libre Bar and Grill 1234 Ocean Drive90099 LA

Y aquí está el nombre y la dirección en el formato estructurado de ISO 20022:

<Cdtr> <Nm>Cuba Libre Bar and
Grill<
/Nm> <PstlAdr>
<StrtNm>
Ocean Drive </StrtNm> <BldgNb>1234</BldgNb> <PstCd>90099</PstCd> <TwnNm>Los Angeles </TwnNm>

<CtrySubDvsn>CA </CtrySubDvsn> <Ctry>US</Ctry> </PstlAdr> : etc. : </Cdtr>

En el primer caso, es muy probable que el pago sea uno de los 10 por ciento detenidos por un filtro de sanciones, lo que desencadenaría una investigación. Esto es debido a que “Cuba” aparece en el nombre y la dirección y, en cualquier caso, no está claro hacia dónde va el pago.

En el ejemplo de ISO20022, la dirección postal (PstlAdr) identifica inequívocamente el país, “US”, utilizando un código de país estándar de dos caracteres. También está claro que “Cuba” es parte del nombre (NM) del negocio, por lo que no se debe producir ningún falso positivo en materia de cumplimiento. El pago puede ser procesado sin problemas; el dinero llega a tiempo y el banco se beneficia de un menor coste al evitar el procesamiento manual.

2 https://www.iso20022.org

La información precisa sobre el país también permite a los gestores de riesgo y cumplimiento comprender con precisión de dónde proviene el dinero y a dónde va en los pagos que maneja el banco. Los bancos también pueden identificar con precisión otra información clave, como el código postal (PstCd), que se puede utilizar para generar datos demográficos para el análisis, etc.

ISO 20022 garantiza la misma riqueza de información de las partes para los actores “finales”: cliente ordenante (deudor final) y beneficiario (acreedor final). Esto es especialmente importante para las empresas multinacionales que operan con factorías compartidas de pago y cobro (POBO y COBO), un tendencia en aumento entre las compañías globales.

Se observan mejoras similares en otras áreas, como los detalles de los cargos, códigos de propósito de pago e información de remesas. Por ejemplo, en el estándar MT, la información de remesas tiene 140 caracteres asignados. Una factura puede ser referenciada así:

:70:/INV/Date 01/02/2019 Ref ABC1234567890

Supongamos que una empresa envía una factura para varios artículos de diferentes tipos. Si algunos fueron dañados en tránsito, el importe del pago podría no estar vinculado a la factura. Se requiere la intervención manual de ambas partes –llamadas telefónicas, correos electrónicos, faxes– para resolver la discrepancia. ISO 20022 Extended Remittance Information (ERI) permite incluir información completa y detallada sobre la transacción con el pago, incluyendo referencias estructuradas a documentos vinculados, partidas, etc., lo que amplía considerablemente el potencial de reconciliación automatizada. En una investigación reciente de Payments Canada y EY3 (3), el coste estimado de las bajas tasas de reconciliación automatizada de cinco años oscila entre 7,4 y 13,6 billones de dólares canadienses, sólo en Canadá, por lo que el potencial global de ahorro es enorme.

“La adopción generalizada y coherente de la norma ISO 20022 está llamada a aportar beneficios considerables. La mejora de la calidad del flujo de datos entre las entidades financieras es fundamental para reducir la complejidad que experimentan actualmente los usuarios de los servicios de pago y evitar muchos de los problemas que retrasan los pagos. Debería ocupar un lugar destacado en la agenda de todos los bancos y, aunque no deben subestimarse los cambios técnicos y los costes que ello implica, las oportunidades estratégicas que genera en forma de nuevas eficiencias y servicios son enormes. Las vías por las que viajan los pagos hoy en día deben evolucionar para satisfacer las necesidades de la economía moderna y alentamos a toda la comunidad a participar en este viaje”.

John Hunter / Director Global de Compensación de JP Morgan Chase

Datos desestructurados versus datos estructurados

Supone pasar de esto... ...a esto

No es magia

El ejemplo ‘Datos estructurados frente a datos estructurados’ (ver pág.3) ilustra la representación de datos enriquecidos en ISO20022, pero el cambiar a ISO20022 no trae este cambio de forma automática. Los datos deben estar disponibles de forma estructurada antes de que puedan utilizarse para rellenar un mensaje estructurado, lo que determina cómo se deben recoger y mantener los datos.

Las fuentes de los datos varían. La información del beneficiario (acreedor) y de la remesa la proporciona generalmente el cliente que solicita el pago. Los pagos pueden iniciarse a través de múltiples canales dependiendo del tipo de cliente: banca electrónica, portales de tesorería, conexiones ERP de máquina a máquina, aplicaciones móviles, ventanilla, cajeros automáticos, formularios en papel, etc. Es posible que sea necesario modificar cualquiera de estos elementos o todos ellos para capturar datos compatibles con ISO 20022. Por otra parte, los datos del cliente que realiza el pedido (deudor) suelen proceder de los propios registros del banco, ya que se trata de sus clientes. Es posible que las bases de datos de clientes ya distingan entre el nombre del cliente y los elementos que conforman su dirección, pero si no es así, será necesario subsanar y limpiar los datos, quizá de forma exhaustiva.

Reconociendo todas estas complejidades, la mayoría de las iniciativas ISO20022 de infraestructuras de mercado de pago no exigen detalles estructurados de las partes desde el principio. Sin embargo, el uso de la estructura es muy recomendable en todos los casos. La comunidad SWIFT ha acordado proporcionar datos estructurados en los pagos iniciados en ISO 20022, y existe una clara intención a nivel de la industria de coordinar una transición rápida a la estructura obligatoria en el cuarto trimestre de 2023, una vez que la adopción inicial esté en marcha. Por lo tanto, se insta a los bancos a considerar la implementación de manera integral, mirando a través de los silos de datos, en lugar de limitarse a los subsistemas de mensajería.

Ha llegado el momento de actuar

La norma ISO20022 ya ha sido adoptada para pagos en más de 70 países, reemplazando a los formatos nacionales o heredados. En los próximos años, el Eurosistema (TARGET2), EBA (EURO1), la Reserva Federal (Fedwire), Clearing House Interbank Payments System (CHIPS), el SLBTR de Hong Kong (HKICL) y el Banco de Inglaterra pasarán a la norma ISO20022, que dominará los pagos de alto valor y soportará el 80 por ciento del volumen y el 90 por ciento del valor de las operaciones en todo el mundo.

De todas estas importantes infraestructuras de mercado de pagos (PMIs), las primeras en aprovechar plenamente las ventajas de ISO 20022 serán TARGET2 y EURO1. Ambos operadores planean una migración ‘big bang’ a ISO20022 completa en noviembre de 2021. Los Estados Unidos (Fed y CHIPS) se unirán un poco más tarde, comenzando con una implementación de alcance reducido en el primer trimestre de 2022, completando el paso a ISO20022 18 meses después.

Esto significa que a partir de noviembre de 2021 se espera que los pagos en euros de alto valor contengan datos más ricos de lo que permite el estándar transfronterizo existente. Esta tendencia se acelerará rápidamente en 2023 a medida que el dólar estadounidense y otras monedas adopten la ISO20022 completa. Un alto porcentaje de los pagos de alto valor que se originan en sistemas HVP incluyen una “salida” internacional: alrededor del 10 por ciento para TARGET2, y hasta el 90 por ciento para CHIPS. La regulación en muchos países , como la “travel rule” en Estados Unidos, requiere que los bancos transmitan todos los datos de pago que reciben, por lo que es importante que el estándar utilizado para los PMI internacionales sea compatible con el especificado para los PMI de alto valor.

Para que los bancos puedan cumplir y seguir cosechando los beneficios de la mejora de los datos, en 2018 la comunidad SWIFT decidió adoptar la norma ISO20022 para los pagos internacionales y e informes sobre el efectivo. La adopción tendrá lugar a lo largo de un periodo de coexistencia de cuatro años que comenzará en noviembre de 2021, coincidiendo con la adopción en la zona euro. SWIFT proporcionará productos y servicios para facilitar la transición, entre ellas, soluciones integrales de traducción para diferentes segmentos que permitirán a los usuarios seguir interoperando. Sin embargo, los bancos aún deben tomar medidas para alinearse con sus pares de todo el mundo y garantizar que los mejores datos lleguen a todas las partes del sistema.

La historia end-to-end: Especificaciones de las prácticas de mercado

ISO 20022 es un estándar extremadamente flexible, capaz de representar cualquier pago en cualquier escenario de negocio. El coste de esta flexibilidad es la complejidad. Una de las primeras tareas para cualquier iniciativa de implementación es crear una especificación de “prácticas de mercado” simplificada para los tipos de mensajes clave con el fin de orientar a los ejecutores y garantizar la coherencia, lo que garantizará a su vez mejores tasas de procesamiento automatizado.

Un grupo de trabajo de expertos de la industria, Cross-border Payments and Reporting Plus (CBPR+), está creando especificaciones comunes para la banca corresponsal y los pagos internacionales. El objetivo es eliminar tanta variación innecesaria como sea posible en la utilización de los mensajes, y reducir la dependencia de los tipos de convenios y acuerdos bilaterales indocumentados que han surgido en torno a la norma MT en los más de 30 años que ha existido.

Existe una iniciativa similar, High-Value Payments Plus (HVPS+), para pagos de alto valor, con el objetivo de garantizar que los sistemas HVP ISO20022 en diferentes mercados funcionen de manera coherente, al tiempo que se acepta que siempre habrá pequeñas diferencias por razones legales o de otro tipo.

Los grupos CBPR+ y HVPS+ se reúnen regularmente para alinear sus especificaciones, con el fin de garantizar que los datos se puedan transportar de extremo a extremo sin pérdidas o truncamiento en las transacciones que abarcan el procesamiento transfronterizo HVP. Las instituciones deben asegurarse de implementar no solo la norma ISO20022, sino también la especificación CBPR+ ISO20022 para los pagos transfronterizos y la versión localizada de HVPS+ para cada sistema de alto valor en el que participan.

Las especificaciones para CBPR+, HVPS+ y los principales operadores de sistemas de alto valor se pueden encontrar en el portal MyStandards de SWIFT. Requiere un inicio de sesión de usuario (gratuito).

Evitar ser el eslabón más débil

La corresponsalía bancaria es un ecosistema de más de 10.000 bancos, muchos de ellos conectados al RTGS y a otros mecanismos de pago nacionales, que interactúan a través de la red SWIFT. Los pagos pueden llegar a casi cualquier cuenta bancaria del mundo, y cada día se intercambian unos 17 millones de mensajes de pago a través de SWIFT. Ninguna alternativa tiene una escala o alcance que se pueda comparar. Pero el sistema está bajo presión en muchos frentes, desde el creciente cuerpo de regulación en el ámbito de los delitos financieros, hasta la feroz competencia de los nuevos participantes de “circuito cerrado” que ofrecen nuevas formas de realizar pagos internacionales en determinadas divisas y corredores. La actualización a ISO20022 representa un importante esfuerzo en todo el sector para modernizar la banca corresponsal de cara a la era digital y para hacer frente a los retos en materia de cumplimiento y de competencia. Para que ISO20022 cumpla su promesa, todas las entidades conectadas deben cumplir su parte.

En particular, los bancos que desempeñan un papel de intermediarios, transfiriendo transacciones de pago en una cadena de entidades conectadas, necesitan plantearse con urgencia cómo les afectará ISO20022.

El siguiente diagrama ilustra un escenario en el que un intermediario transfiere un pago del banco (agente) del cliente que realiza el pedido (deudor) al del beneficiario (acreedor). El intermediario no tiene capacidad ISO20022 en el back office, por lo que traduce a MT antes del procesamiento y reenvía la transacción en formato MT. Esto tiene dos consecuencias importantes:

• En primer lugar, dado que ISO20022 permite más y mejor información que el MT, es probable que los datos se pierdan en la traducción y que el intermediario esté expuesto al riesgo de incumplimiento de la “travel rule” o su equivalente local.

• En segundo lugar, el acreedor no recibe los datos enriquecidos que se enviaron, por lo que no puede utilizarlos. Desde un punto de vista sistémico, muchas de las ventajas de los datos enriquecidos se han perdido.

Dado que la adopción de la norma ISO20022 comienza en noviembre de 2021 para pagos de alto valor en la Eurozona, los bancos con un importante negocio de intermediación, en particular con los corresponsales europeos, deberán estar a la vanguardia de la adopción de ISO20022 en el espacio transfronterizo. Esto no significa que todas las aplicaciones de back-office tengan que estar listas el primer día. Muchas aplicaciones, como las soluciones de tesorería, de préstamos o de financiación comercial, generan mensajes de pago, que pueden seguir siendo MT durante el periodo de coexistencia. La atención se centra principalmente en aquellas aplicaciones de pagos dedicadas que procesan las transacciones transfronterizas de los intermediarios.

Prepararse ya

A petición de su comunidad, SWIFT ha creado el Programa ISO20022 para apoyar la adopción de la nueva norma sobre pagos transfronterizos e informes. En colaboración con un subconjunto del Grupo de Prácticas de Mercado de Pagos (PMPG), SWIFT está facilitando la definición de las directrices de uso de Pagos e Informes Transfronterizos (CBPR+) y las reglas de traducción de las normas de MT heredadas. La documentación se completará a finales del primer trimestre de 2020 y, a partir de septiembre de 2020, se pondrá a prueba un nuevo servicio de mensajería de SWIFT, con medidas de coexistencia de apoyo. La comunidad tendrá la oportunidad de realizar una prueba piloto durante 12 meses, y entrará en funcionamiento en noviembre de 2021.

Ahora es el momento de prepararse para la adopción de las directrices de uso de ISO20022 CBPR+. Todas las entidades financieras que procesan los tipos de mensajes de las series MT 1, 2 y 9 deberían poder recibir y procesar pagos ISO 20022 CBPR+ antes de noviembre de 2021. Las entidades con un gran volumen de negocio de pagos intermedios también deberían poder enviar pagos ISO 20022 CBPR+ basados en pagos recibidos ISO 20022 CBPR+.

SWIFT pondrá a disposición de la comunidad un conjunto de documentación, herramientas y servicios para ayudarles en la adopción de esta nueva norma. También anima a que se unan a alguno de nuestros seminarios webs o sesiones de grupos de trabajo más próximo para obtener más información. Para ampliar la información: www.swift.com

“El dinero se mueve más rápido, con mayor frecuencia, en más canales y para más propósitos en todo el mundo que nunca antes. La necesidad de un estándar común basado en datos ricos y estructurados para respaldar la transferencia eficiente de pagos en todo el mundo nunca ha sido mayor, por lo que la industria está adoptando ISO 20022 ahora. Aunque depende de cada entidad individual evaluar el impacto de la migración, dada la magnitud e importancia de esta iniciativa, es imperativo que toda la comunidad trabaje en estrecha colaboración para maximizar sus beneficios potenciales”.

Christian Westerhaus / Jefe de Productos de Efectivo, Gestión de Efectivo, Deutsche Bank


Conclusión

Se necesitarán mejores datos, basados en la norma ISO20022, para que la corresponsalía bancaria alcance el nivel que exigen los usuarios de pagos en términos de velocidad, fiabilidad y nivel de servicio, y para que el sector bancario pueda competir eficazmente con los sistemas de “circuito cerrado” que están empezando a erosionar su negocio de pagos internacionales.

La tendencia de adopción ya está muy avanzada en muchos mercados. La decisión de la comunidad SWIFT de cambiar a ISO20022 para el tráfico transfronterizo completa el cuadro, aportando una representación coherente y rica de extremo a extremo, desbloqueando las ineficiencias y permitiendo nuevos e innovadores servicios de valor añadido.

El camino por recorrer no es fácil; habrá obstáculos. Va a ser necesario un esfuerzo sostenido a nivel de la industria en términos de planificación, inversión y ejecución. Pero un modelo estándar común para los pagos en todo el mundo es un gran premio, con importantes beneficios a largo plazo para la industria y sus clientes. Queda mucho por hacer, pero ese premio se vislumbra al final de todo este camino. 


Para más información, visite www.swift.com o síganos en Twitter: @swiftcommunity y LinkedIn: SWIFT.

Contacto:

Oficina Prensa SWIFT Iberia

Mabel Figueruelo 609 885 396 prensa@swift.com 


Ċ
Administrador Medios de Pago Internacional,
3 dic. 2019 13:43
Ċ
Administrador Medios de Pago Internacional,
3 dic. 2019 13:43
Comments